Con intervenciones artísticas y urbanas comenzó el 32° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata

Con tres intervenciones artísticas y urbanas comenzó el 32° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. La ciudad fue pensada como una gran puesta en escena que cuenta con el recorrido “Festival en 3D”, la campaña gráfica “Tributo a divas icónicas del Cine Argentino” y la intervención al monumento al Lobo Marino del renombrado Marcos López.

El “Festival en 3D” es un circuito peatonal de dos kilómetros que une las salas de exhibición y el MAR, Museo de Arte Contemporáneo, tomando como eje la tradicional Plaza Seca Almirante Brown, frente al Teatro Auditorium, sede de la Competencia Oficial.

El área central es uno de los espacios más significativos del patrimonio turístico argentino y latinoamericano, y el punto donde se entrecruzan las tres dimensiones del Festival: actores, público y pantalla. El público podrá vivir estas instancias dentro de la plaza en la que funcionarán puestos de informes y muestras exteriores específicas así como áreas de descanso. En el remate de la plaza, una gran pantalla/marco encuadrará el paisaje marplatense de cielo, mar y rambla.

Las actrices que instalaron el cine argentino en el mundo. Las divas que con su talento y glamour potenciaron el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, son homenajeadas en la campaña gráfica “Tributo a divas icónicas del cine argentino”. Tita Merello, Mirtha Legrand, Graciela Borges y Norma Aleandro, fueron retratadas por Annemarie Heinrich (1912-2005) y su obra intervenida por el equipo de Diseño del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, estará presente en las calles de la ciudad durante los 10 días del Festival.

“Los directores del Festival de Cine me invitaron a hacer una intervención para que dialogue con el Festival, y sobre todo que dialogue con la ciudad de Mar del Plata”, comentó Marcos López acerca de su participación como artista invitado del Festival. Sobre su intervención al Monumento Al Lobo Marino, “A mí como artista me interesa la cultura popular y la obviedad discursiva, es como un homenaje al Lobo, en diálogo amistoso con el pato inflable”, concluyó.

López ha recibido numerosos premios y distinciones, su obra se ha exhibido en museos y galerías de arte de todo el mundo, las más destacadas de los últimos años.