La búsqueda personal de “Hasta dónde” con danza contemporánea

La obra de danza contemporánea “Hasta dónde”, sobre idea y dirección de la coreógrafa y bailarina Rocío Álvarez, se presentará el sábado 12 de mayo a las 21.30 h en la sala Roberto J. Payró del Teatro Auditorium.

“La obra es una creación que describe a través de la danza el recorrido y la búsqueda del espacio personal. Que entiende que cada quien tiene su lugar. Que invita a reflexionar sobre nuestro confort, y el desafío de elegir por sobre la comodidad. Que permite reflejarse para entendernos mejor”, describen.

La producción cuenta con la participación de los bailarines Florencia Galati, Gabriela Soto, Vanina Capucho, Daniela Fernández, Micaela Casotto, Natalia Acosta y  Rocío Alvarez.

Con dirección de Rocío Álvarez, inspirada en una canción del trovador Silvio Rodríguez, ocho artistas del Grupo “Del Bochinche” dan vida a una obra que se propone reflexionar sobre “los lugares que ocupamos en nuestras vidas y sobre las decisiones que adoptamos y nos transforman”.

“La vida figurada como un camino, como un recorrido para dar con los propios deseos, en el que se presentan tentaciones y distracciones que invitan a detenerse, a desviarse de esa búsqueda personal. De eso habla”, contó Rocío Álvarez.

“Los bailarines no sólo trabajan los personajes desde la técnica, sino también desde la interpretación de las las transiciones y mutaciones de los protagonista a lo largo de la obra. De esta forma, la danza surge como un lenguaje de expresión, donde los movimientos corporales y espaciales reflejan una idea, un estado que ayuda al espectador a transitar por distintas sensaciones”, describe.

“La obra está dividida en escenas en las que se van contando historias en las que algunos personajes ceden ante esas tentaciones y otros -en cambio- tienen mayor fortaleza y convicción en su búsqueda. Los distintos asientos son esos lugares donde nos detenemos o nos llevan a dudar, esos momentos donde asumimos y defendemos nuestra búsqueda o cedemos ante la comodidad el confort o, mejor dicho, el conformismo”, agregó.

Sobre el nombre de la pieza de danza contemporánea, explicó: “Hace referencia al hasta donde cada uno está dispuesto a dar, a entregar, a renunciar en búsqueda de su propio camino. A veces la búsqueda propia tiene como deseo un lugar de poder, otras veces es una búsqueda altruista. Cada uno tiene su propia historia recorrida y por recorrer. Y la idea es reflexionar sobre el lugar que elegimos ocupar”.