“La crisis política y económica tiene dos nuevos protagonistas: la ansiedad y el estrés”

Actualmente, una de cada diez personas, tiene al menos una crisis de pánico a lo largo de su vida. Y entre el 2% y el 5% de la población argentina padece la enfermedad en forma crónica. Por eso, “aprender a luchar contra estos síntomas no resulta fácil y cuanta más información y herramientas tengamos, mejor será para nuestra calidad de vida”, afirmó el doctor Pablo Bolognesi, especialista en neuropsiquiatría, quien éste sábado 8 de septiembre a las 11:30 en el Nivel Cines de Los Gallegos Shopping (Rivadavia 3050), dará una charla con entrada libre y gratuita para conocer pautas sobre el manejo del estrés y las características de su tratamiento.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), tres de cada diez personas sufren actualmente algún trastorno de ansiedad mientras que en la Argentina, más de seis millones de personas padecen estrés y a su vez, cerca de un millón, tienen ataques de pánico. “El actual contexto en el que los argentinos vivimos con los vaivenes de la política y economía, sumado a las preocupaciones cotidianas exigen grandes demandas físicas, mentales y emocionales que guardan una relación directa con la salud”, agregó Bolognesi. “El mundo globalizado lleva al extremo a que nuestras vidas sean desmedidamente aceleradas y la incertidumbre y el miedo por el futuro, guardan un vínculo estrecho con los protagonistas de este contexto: la ansiedad y el estrés”, dijo el especialista, discípulo de Facundo Manes.

Un Estudio Argentino de Epidemiología en Salud Mental, señaló que los trastornos de ansiedad son la patología mental más común en nuestro país, estando presente en un 16,4% de la población la misma que también recibe las presiones socioeconómicas que en los últimos años se han incrementado. Los factores más comunes que ofician de disparadores son la inseguridad, la incertidumbre laboral, la economía o el desempleo.

El Dr. Bolognesi (MP 95599) es médico egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, habiéndose especializado en Neuropsiquiatría y Neurología Cognitiva en la Fundación Favaloro, bajo la dirección del Dr. Facundo Manes. A su vez, hizo lo propio en Psicogeriatría y Gerontopsiquiatría en la Asociación Neuropsiquiátrica Argentina, a cargo del Dr. Ignacio Brusco.