Maria Creuza le canta a Vinicius

Maria Creuza se presentará el viernes 21 de septiembre a las 21 hs en Teatriz (Diagonal Pueyrredon y Bolivar). Admirada en el mundo por su exquisita interpretación y por ser la reina de la Bossa Nova, la compañera ejemplar de Vincius de Moraes regresa a nuestro país para deleitarnos con su voz inigualable.

Maria Creuza es sin duda una de las artistas internacionales más vigentes en el mundo conserva intacta la calidad de la voz, algo que logra con un riguroso cuidado de sus cuerdas vocales.

Temas de su maestro Vinicius, pero también de Tom Jobim, Baden Powel o su admirado Djavan son algunas de las canciones que la bahiana elige para deleitarnos con su voz: Garota de Ipanema, A felicidade, Chega de saudade, Tarde em Itapoã, Vocé abusou, Corcovado, Samba em prelúdio, Meu bem querer, sonarán en Teatriz el próximo viernes 21 desde las 9 de la noche, en su esperado regreso a Mar del Plata

Maria Creuza nació en Bahía (Brasil) en febrero de 1944. Ella misma cuenta: “desde que era pequeña teníamos reuniones en casa donde la música estaba siempre presente. A mis 15 años, empecé a estudiar canto y teatro. Tuve mucha influencia de profesores de mi ciudad. Desde chiquita ya estaba escrito en mi destino. En 1966 me invitaron a participar de un concurso de nuevos talentos y gané. Fue como tocar el cielo con las manos.”

A sus pocos más de 20 años fue convocada para conducir el programa de televisión Encontro con Maria Creuza y ya, por entonces, participaba en festivales. En 1969, la canción “Mirante” dio a Maria Creuza el premio a la mejor intérprete y el tercer lugar en el IV Festival Universitario de la Canción Pop en Río de Janeiro.

En 1970, Maria Creuza fue invitada por el poeta y cantante Vinicius de Moraes para participar de una excursión por Uruguay (en Punta del Este, con Dorival Caymmi) y Argentina (en Mar del Plata, con Toquinho). En la Argentina, grabó con Vinicius y Toquinho el álbum conocido como Vinicius en La Fusa, uno de los mejores discos grabados en vivo de la música brasileña.

A partir de entonces la carrera de Maria Creuza se desplegó y es desde hace casi 50 años una de las figuras más importantes de la historia de la bossa nova y la música popular brasileña. Hasta estos tiempos cuenta con más de 20 discos editados e innumerables giras por todo el mundo.