Jimena Barón: una cobra auténtica que seduce y atrapa

Jimena Barón pasó por Mar del Plata con #LaCobraTour, y se presentó este sábado 16 de noviembre en Gap, ante un fervoroso público que coreó, cantó y bailó todas sus canciones. Cobertura de ShowMardel.

En 1998, cuando Jimena Barón tenía 10 años, debutó cine en la película de Eduardo Mignona “El faro”, junto a Ricardo Darín e Ingrid Rubio, la industria musical funcionaba de una manera diferente.

El circuito era más o menos así: artista graba un demo : consigue contrato discográfico; con suerte, filma un videoclip; consigue difusión en las radios y en algún programa y/o canal de música; el público lo conoce, compra el disco, y luego llegan las giras…

En 2017, decidió incursionar en lo que en realidad siempre amó: la música. Ya la industria había cambiado, y se había reconstruido por el uso de internet para descargar música, y con las redes sociales para difundir los videos. Es así que estrenó su primera producción audiovisual de manera independiente: “La tonta”. Con un relato casi autobiográfico, un pintoresco video en el que explota además su faceta de actriz, melodía y ritmo pegadizo, la formula funcionó.

Dos años después, llegaría una continuación y mutación de esa “ama de casa desesperada”: “La cobra”.  Y todo explotó. En una época en la que todo se mide por “clicks” y “likes” – y ya no por venta de discos-, el video superó los 50 millones de visualizaciones, mientras que “La tonta”, ya tiene más de 60. Eso se tradujo además en expectativa para verla en vivo, y luego de una sucesión de otros hits, surgiría  #LaCobraTour.

Y este recital que pasó este sábado por Mar del Plata fue precisamente eso, un recital, y no una presentación que podrían haber armado con la artista, algunos bailarines, pantalla y una pista que sonara de fondo. Jimena está acompañada por una potente y efectiva banda en vivo, que le aggiorna los arreglos para que las divertidas, rítmicas y virtuosas coreografías se luzcan aún más. La pantalla y las luces se suben también a ese tren que genera gritos y mucha adrenalina en el público que no paró de corear y bailar.

No muchos artistas se pueden dar el lujo de pararse en un escenario,  dejar que todas las luces lo apunten, decir sólo la primera palabra de una canción y lograr que el público continúe con todo el resto del tema, hasta el final. Eso pasó cuando presentó un momento del show que calificó como muy especial, y que “nunca le falla”. Pero no explicó de qué se trataba, y sólo se plantó y dijo “Mentís…”, para dar pie a “La tonta”, en una versión que mezcló el pop rock con la electrónica.

“Lo que ves es lo que soy”, dice en una de sus canciones (“QLO“), y esa es una de las claves de la identificación y el cariño del público, sus letras auténticas, y su postura y declaraciones que van por el mismo lado, sin caretas.

Y ahora, luego de este camino recorrido, consiguió un contrato con una multinacional de la música (Sony), y el premio MTV Europa como Mejor Artista Sur. Y lo logró haciendo lo que sentía, y no siguiendo las pautas de una empresa. “Aunque me salga caro siempre hago lo que quiero. Y a ti te molesta que eso no valga dinero. Yo me hice a mí misma, desde cero”, cantaba en “Ya quisieran”, replicando las críticas. Pero lo cierto es que J Mena está haciendo su camino, que la llevará a hacer su primer Luna Park, el 29 de mayo de 2020.