La banda marplatense 99 Monos se propuso hacer un álbum de reversiones titulado “4M2, con algunas canciones ya editadas tratando de imprimirles el espíritu de encierro y estado de densidad provocado por la cuarentena. 

La historia de 99 Monos es muy particular. Natalio Cucuk se muda en 2014 al 5 piso B del edificio donde Pato Duhalde vive en el 4 piso B.
Ya se conocían del mundo de la música por haber hecho algunas cosas juntos, pero nunca concretaron un proyecto en serio. De varias noches de trasnoche, tragos y música de vecinos, surgen las canciones. Después se suman Tarugo Martínez, Leo Parín y Guillermo Taylor.
Durante la cuarentena el 4B y 5B se transformó en un duplex. Y para suavizar el aburrimiento, se proponen hacer un álbum de reversiones con algunas canciones ya editadas tratando de imprimirles el espíritu de encierro y estado de densidad, provocado por la cuarentena.


“Como premisa fue hacer música con lo que había a mano. Un viejo piano vertical, varias guitarras, tijeras, cucharas , elementos de percusión y un Mic Neumann TL103”, describen.
“El resultado es un álbum altamente introspectivo, grabado íntegramente en un cuarto de 4m2 de superficie. Especial para melómanos y personas que quieran disfrutar la música de 99 Monos desde otro punto de vista”, remarcan