La cantante peruana Atina escribió en plena pandemia, “Vámonos”, un “homenaje a todas esas personas que creen en el amor verdadero, a todas aquellas parejas que viven sin miedos y  deciden escapar de la monotonía para adentrarse en una aventura que los marcará para siempre como almas gemelas”. “La compuse porque veía a todo el mundo desanimado, tristón. Quise hacer una canción que levante a esa gente, a mi familia, amigos, a mi gente de alrededor”, comenta en diálogo con ShowMardel, la artista que actualmente vive en Nueva York.

Atina decidió mudarse a Nueva York para estudiar música, una pasión que vive y siente desde muy chica. Fue así como un campamento de rock al que asistió cuando tenía 13 años le marcó un camino que quiso seguir recorriendo. “Desde pequeña siempre me gustó la guitarra, pero nunca había tomado clases. Así que me pareció que era la oportunidad, cuando un día en la playa me hablaron de un campamento de rock de verano. Me compré mi guitarra eléctrica y estuve dos meses allí. Aprendí varias canciones de rock en la guitarra, acordes, punteos. Me encantó. Era lo que me faltaba, ya que me gustaba cantar pero nunca había compuesto música. Con los acordes, me salieron ideas, y así salió mi primera canción, Smile again, una balada en inglés que compuse con 14 años recién cumplidos”, cuenta.

 

Por aquella época, estudiaba en un colegio americano, y escuchaba a artistas como Ed Sheeran y Adele. “Y más adelante, a los 17, me metí mas en la música peruana, latina. Escuchaba merengue, bachata, salsa. Y me di cuenta que la gente con esa música se paraba, se reía y yo quería que pasara lo mismo con lo que hacía”, agrega.

El sonido, la producción, el ritmo, los detalles, son fundamentales para redondear una canción, y allí es cuando la labor del productor es muy importante. En este caso, estuvo a cargo de Bernardo Ossa, reconocido productor musical colombiano quien ha estado detrás del éxito de grandes artistas como Fonseca, David Bisbal, Thalía, Amaury Gutiérrez y Paulina Rubio, entre muchos otros. “Es un gran productor. Sigo trabajando con él para mi siguiente canción. Conectamos súper bien. Le digo mis ideas y sabe lo que quiero. Tiene ese flow caribeño”, describe.

Vámonos” fue compuesta en pandemia por Atina porque “veía a todo el mundo desanimado, tristón”. “Quise hacer una canción que levante a esa gente, a mi familia, amigos, a mi gente alrededor. Habla de amor, amistad, diversión, y escogí que sea merengue porque te hace bailar. Así que estoy muy feliz con el resultado. El objetivo es que te lleve, te transporte, te haga sonreír y feliz por un momento”, relata.

Y en cuanto a la letra, explica que está escrita en spanglish porque “quería romper barreras, de amor, nacionalidad, culturas, idiomas”. Asimismo, al haber estudiado en un colegio americano, re cuerda que no los dejaban hablar en español. “Entonces  yo hablaba así, en spanglish, y me decían que me iban a sancionar. Así que a través de esta canción, les demostré lo bello que pueden ser los dos idiomas”, reflexiona.

Finalmente, adelante que su próxima canción, será una bachata, cantada completamente en español. Nuevamente producida por Bernardo Ossa, contará “una historia de amor que te enreda, te atrapa”.