Skip to main content

En la esperada secuela de la película de animación IntensaMente, que se estrenó el pasado 13 de junio en los cines argentinos, la protagonista, ahora adolescente, comenzará a experimentar nuevas y complejas emociones. Entre los personajes se encuentran “Ansiedad”“Vergüenza”“Aburrimiento”“Envidia” y “Nostalgia”: estados emocionales propios de los cambios que se atraviesan durante la adolescencia y que se viven con particular intensidad, precisamente porque se experimentan por primera vez.

Los expertos lingüistas de Babbel, la plataforma premium de aprendizaje de idiomas para la vida real, proponen un glosario centrado en cómo se traducen estos estados de ánimo a los diferentes idiomas del mundo  con motivo del lanzamiento de IntensaMente 2, para así ayudar a las personas a enriquecer su vocabulario emocional y promover el entendimiento entre diferentes culturas.

“El procesamiento de las emociones también se logra a través del lenguaje, una herramienta esencial para expresar y compartir nuestra experiencia emocional interna con el mundo exterior. Poder contar a los demás lo que sientes contribuye a adquirir una mayor conciencia de ti mismo y de la complejidad de tus sensaciones. Además, incluso las emociones negativas pueden tener un valor positivo en el camino del crecimiento personal, por lo tanto, es fundamental poder reconocerlas y describirlas con las palabras adecuadas”, afirma Esteban Touma, profesor de Babbel Live.

Ansiedad: del verbo latino “ango” (asfixiar, apretar)

Caracterizada por un fuerte sentimiento de preocupación y angustia por acontecimientos futuros, la ansiedad se experimenta en situaciones en las que no se puede predecir cómo podrían evolucionar los acontecimientos.

“Torschlusspanik” (Alemania): Esta expresión alemana, compuesta por los términos “Panik” (pánico) y “Torschluss” (cierre de las puertas), es literalmente intraducible al español y se utiliza para describir un sentimiento de creciente ansiedad debido a la conciencia de una fecha límite que se acerca rápidamente, acompañada del miedo al fracaso. De hecho, las puertas funcionan como una metáfora del paso del tiempo, y una vez que están “cerradas”, no se pueden volver a abrir.

“Having butterflies in your stomach” (Gran Bretaña): Esta frase inglesa, también utilizada en español como “tener mariposas en el estómago”, describe otro tipo de ansiedad, generalmente asociada al ámbito romántico. El estómago, considerado un auténtico “segundo cerebro” debido a importantes factores compartidos, puede reaccionar ante estímulos que provocan agitación y estrés con una sensación de hormigueo, una señal física de alerta típica cuando se percibe un peligro potencial o durante la fase de enamoramiento.

Vergüenza: del latín verecundia (reserva, pudor, ‘respeto)

Estado emocional de malestar causado por una sensación de miedo y pudor. La vergüenza se experimenta en situaciones sociales en las que se teme que el propio comportamiento o el de los demás pueda ser juzgado negativamente.

 “Å sitte med skjegget i postkassen” (Noruega): En Noruega es un proverbio que se puede traducir literalmente como “terminar con la barba atrapada en el buzón”. Este proverbio expresa ese sentimiento mixto de vergüenza e incomodidad que se siente cuando uno queda atrapado en una situación desagradable de la que no puede escapar.

“Fremdscham” (Alemania): Este término alemán es una combinación de “fremd” (extranjero) y “scham” (vergüenza), y puede interpretarse como “avergonzarse del comportamiento de los demás”. De hecho, se refiere a ese sentimiento de vergüenza que se experimenta al presenciar el comportamiento ridículo de los demás, incluso si no estás directamente involucrado. Este concepto tiene raíces en la jerga inglesa conocida como “cringe”.

 Aburrimiento: del latín “abhorrere” (cansar, molestar o fastidiar)

 Este sentimiento, personificado en la película por Ennui (un término francés también utilizado en inglés, que se traduce como “aburrimiento existencial”), está vinculado a la monotonía y la espera. Esta condición emocional es fundamental para buscar nuevos estímulos.

 

Kabak Tadı Vermek (Turquía): Traducible literalmente como “saber a zucchini o zapallito”, esta expresión idiomática se utiliza en Turquía para describir una situación o tema que se ha repetido tantas veces que resulta aburrido y agotador, dejando casi “un mal sabor” al igual que el regusto de estas verduras en la boca.

 

Nudne jak flaki z olejem (Polonia): El “flaki” es un plato típico polaco, un guiso de mondongo, que da origen a este curioso dicho: “ser tan aburrido como el flaki con aceite”, concepto que se asocia con actividades y personas sumamente aburridas. Antiguamente, en las mesas de los agricultores era común encontrar mondongo guisado en lugar de carnes más valiosas y, en consecuencia, más caras. Con el tiempo, este plato se ha asociado con el aburrimiento y la monotonía.

 

Envidia: del latín “invidia” (tristeza o pesar del bien ajeno)

La etimología de la palabra envidia proviene del latín invidia, derivado de invidere: in (hacia el interior) y videre (ver), lo que originariamente significó “meter la mirada” y a partir de ahí derivó clásicamente en mirar con malos ojos, con hostilidad, para progresar hasta el significado actual; un sentimiento que surge al compararse con otras personas, cuando se desea poseer cualidades, méritos o bienes que otros tienen.

“Hoge bomen vangen veel wind” (Holanda): Esta frase holandesa, que se traduce como “los árboles altos atrapan mucho viento”, es una metáfora que enfatiza el sentimiento de envidia al que están expuestas las personas que ocupan altos puestos profesionales. Así como los árboles altos tienden a ser más afectados por los ataques del viento, aquellos en posiciones importantes corren el riesgo de ser más sujetos a los juicios de los demás y a la envidia.

“Glida på en räkmacka” (Suecia): Literalmente “deslizándose sobre un sándwich de gambas”, esta metáfora gastronómica puede resultar engañosa para quienes no saben sueco. Se utiliza para describir con envidia a personas que han logrado excelentes resultados personales y profesionales sin trabajar duro, simplemente “deslizándose” hacia el éxito gracias a la suerte de estar en el lugar adecuado en el momento adecuado.

Nostalgia: del griego “nóstos” (regreso) y “álgos” (dolor)

Sentimiento ligado a recuerdos del pasado, la nostalgia representa un conjunto complejo de sensaciones que vincula los conceptos de memoria e identidad.

Toska (Rusia): Este término ruso no es inmediatamente comprensible porque contiene muchos matices de sensaciones y no tiene equivalente en otros idiomas. Se trata de un sentimiento que combina la melancolía con la nostalgia, evocando un deseo conmovedor que no está dirigido a ningún objeto o lugar en particular.  El escritor ruso Vladimir Nabokov, famoso por “Lolita”, por ejemplo, lo identifica en su sentido más extremo como un sentimiento de “angustia espiritual”.

 

Natsukashii (Japón): En la cultura occidental, la nostalgia se asocia frecuentemente con sentimientos de tristeza, caracterizados por el deseo de revivir experiencias y momentos. Sin embargo, para la cultura japonesa, este sentimiento tiene una connotación diferente y más positiva. El término “natsukashii” deriva del verbo “natsuku”, que significa “estar cerca y apegarse”, e indica alegría y gratitud por los recuerdos del pasado que se conservan en el presente, más que el deseo de querer revivir ciertos momentos pasados con melancolía.

Para aquellos interesados en profundizar en los términos relacionados con el mundo de las emociones, los profesores de Babbel Live, la plataforma que ofrece lecciones online en vivo impartidas por profesores altamente cualificados, han desarrollado una serie de unidades de aprendizaje diseñadas específicamente. Incluyen, de hecho, la lección titulada ‘Hablar de sentimientos y emociones’.