El 4 de abril se presenta en el Estadio Polideportivo Islas Malvinas de Mar del Plata Joan Manuel Serrat, con su espectáculo “Antología desordenada”.
serratComo si se tratara de ese familiar de quien todos esperan ansiosos su llegada, cada visita de Joan Manuel Serrat a Mar del Plata revoluciona nuestras emociones. Sus canciones forman parte de casi tres generaciones completas que sin distinción alguna cantan al unísono letras con tanta historia como años tienen en su haber.
En 2015, esa relación está celebrando sus bodas de oro. Cincuenta años desde aquel 18 de febrero de 1965 cuando un joven Serrat tuvo su primera aparición artística en público. Fue en el estudio Toreski de Radio Barcelona, durante el programa matinal Radioscope.

Ya hace varias semanas que “El Nano” está cumpliendo con una larga estadía en la Argentina a través de 12 funciones en el Gran Rex –de las cuales diez están agotadas- y una veintena de shows en el interior del país. La Feliz está dentro de este preciado listado de escenarios en donde Joan Manuel le pondrá voz a su “Antología desordenada”, tal el título de la gira y el disco cuádruple con el que resume sus 50 años de carrera y para el que eligió las canciones más personales, grabadas nuevamente y con duetos de artistas increíbles.

La relación de Serrat con Mar del Plata –muchos recordarán su paso por el Superdomo en la década del 70- se dio en sintonía con sus repetidas visitas al país. En soledad, con su alter ego Tarrés, con su compañero de aventuras Joaquín Sabina; a sólo piano (con el gran Miralles) o a toda orquesta; no hay formato que se le resista.

Su ductilidad y vigencia se debe no sólo a la coherencia y profesionalismo que sostiene como artista sino también a la facilidad para vincularse con los pares. Y su último disco es un fiel reflejo de la amplia gama de artistas con los que grabó sus clásicos: de Calle 13 a Silvio Rodríguez o de Alejandro Sanz a Les Luthiers. Incluso para los Gran Rex en Buenos Aires, Serrat invitó a cantar a Elena Roger, Víctor Heredia, Marcela Morelo, Celeste Carballo, Jairo y Lali Espósito.

El saber por qué el público elige una propuesta sobre otra ha de ser la formula secreta más preciada para cualquier productor, pero lo cierto es que Serrat es el elegido por los argentinos incluso superando cualquier altibajo (artístico o de salud), pues supo afianzar una comunión tal con su público que más que seguidores, ya son biógrafos del catalán.

Tan sólo en Buenos Aires entre los recitales de marzo y los de abril serán más de 33.000 entradas las vendidas, siendo una cifra extraordinaria dando cuenta de la popularidad y su muy buen presente.

El tour nacional de Serrat incluye además 14 funciones en 11 ciudades del interior del país como los que ya realizó en Mendoza y Neuquén en donde estuvo vinculado el productor Pablo Baldini quien aseguró que su show “es totalmente emocionante”. Baldini es el titular de NA Producciones que tiene por delante el recital del 4 de abril en la ciudad y a cuestas varios shows con Joan Manuel, siendo ahora tal vez por el aplomo del paso del tiempo, que más allá de su rol ejecutivo, se haya dejado conmover por el Nano como un mero espectador más.

Tan sólo vasta enumerar diez títulos como “Romance de Curro El Palmo”, “Me gusta todo de ti”, “Algo personal”, “Aquellas pequeñas cosas”, “Señora”, “Penélope”, “Cantares”, “Lucía”, “Mediterráneo” o “Tu nombre me sabe a hierba” para dar cuenta de lo trascendental que será el show del Joan Manuel Serrat en abril en Mar del Plata.

 

Leave a Reply