A 30 años de su estreno, Drácula, El Musical” regresó, con una impactante convocatoria en todo el país. El 1 (21 hs) y 2 de julio (18:30 y 22 hs) volverá a Mar del Plata, al Teatro Radio City. “Ver la emoción de la gente hace que nosotros también terminemos llorando“ comentó Karina Levine a ShowMardel sobre esta experiencia. Además, habló de “Después del recreo”, su debut cinematográfico.
“El espectáculo volvió con todo. La gente de repente se animó a salir. Ver una sala repleta de gente es muy emocionante por todo. Por los años que estuvimos que estar parados, cuidándonos a full, y por no poder tener ese contacto con el público”, contó Levine sobre este retorno de “Drácula”, el símbolo del musical en Argentina creado por Pepe Cibrián Campoy y Ángel Mahler, que se estrenó en 1991 en el estadio Luna Park y realizó cinco temporadas en el mismo estadio (1991, 1992, 1994, 1997, 2000), dos temporadas en el Teatro Ópera de Buenos Aires (2003 y 2007), y dos temporadas en el Teatro Astral (2011, 2016).
En esta versión, gran parte del elenco original está protagonizando los roles principales tales como Juan Rodó (Drácula), Cecilia Milone y un gran equipo que incluye a la cantante marplatense por adopción Karina Levine, nuevamente en el rol de La Condesa Dölingen de Gratz.
Más de tres millones y medio de personas han visto el musical, no sólo en Argentina, sino también en Brasil (2000), Chile (1992 y 2008) y España (1994).

-La obra se ha convertido en un clásico a tal punto que tiene fanáticos que lo convierten en casi un recital, porque la convocatoria y lo que provoca.

Si, Nos sigue sorprendiendo, porque hace 30 años pasaba justamente eso. Nosotros decíamos que era un recital. La gente emocionada , llorando, cantando absolutamente todo. Y hoy, cuando ves lo mismo, tres décadas después, con distintas edades. Hay chicos que no vieron el estreno sino que la conocieron por sus padres, o quizás la vieron de chicos, pero sin Cecilia o sin Juan, los protagonistas originales. Ver la emoción que tienen, ver a un nene de 11, 12 años llorando, hace que nosotros terminemos emocionados también. Es inevitable.

-El público queda con mucha adrenalina y emoción después de cada función ¿Ustedes cómo lo viven y cómo bajan a tierra después de eso?

Es difícil. El otro día, cuando terminamos una función, nos encontramos con Cecilia, nos abrazamos y se nos llenaron los ojos de lágrimas. Y el público vio eso, porque nos estaba esperando. Es increíble esto que sigue pasando. seguimos emocionándonos y sin poder creer lo que pasa. Es hermoso, y hasta que no dejamos de llorar no bajamos la adrenalina. Y ese ratito de poder charlar con el público es lo que nos hace llegar a la tierra nuevamente
Por momentos tengo la sensación que esta despedida de Drácula es como la de Los Chalchaleros, que va a estar un tiempito en cartel. Ya se está hablando algo de la temporada, así que algo se viene…

“Después del recreo”
Elena es una profesora de Literatura que recientemente se jubiló, y además, en su vida personal, se separó de su marido. Por ambas cuestiones, y por un episodio que tuvo en su trabajo hace un tiempo que no llega a superar, está confundida, un poco enojada y sin un rumbo definido. En este contexto, tiene un accidente automovilístico, y a partir de allí su propia historia, la real y la imaginaria se entrelazan como cajitas chinas. Este resumen describe al personaje que interpreta Levine en su debut cinematográfico, Después del recreo”, la película del marplatense Mariano Laguyás, que se estrenó en abril en cines y actualmente puede verse en Cine.ar. Completan el elenco, Claudio Lago, Alejandra Borges, Santiago Caamaño, Jorge Cortese, Macarena Riesco, Lucila Iriarte, Lucía Cardoso, Lalo Alias, Ainhoa Mendiola, Daniel La Rosa y Silvia de Urquía.
En la película trabajaron más de 70 marplatenses y es la segunda producción local realizada con fondos del INCAA, luego de “El tiempo compartido”.

-Así como con “Drácula” tuviste un recreo de 30 años, ahora te apareció esta oportunidad del cine… ¿Cómo te llegó esta propuesta?

Tenía muchas ganas de hacer cine. Me intrigaba. El arte es una profesión en la que nunca podés descansar. Tenés que estar estudiando y perfeccionándote constantemente. Considero que cuantas más cosas podamos aprender y participar, más vamos a enriquecer lo que nos gusta hacer. Si yo después de esta película y de Dracula, sigo cantando tangos -que obviamente lo voy a hacer-, cuando retome mis recitales, mis espectáculos van a estar mucho más enriquecidos con todo esto que aprendí
La película me llega con un llamado de Mariano Laguyás, quien me pregunta directamente si me gustaba el cine , y si me gustaría participar . Y después me comentó que la idea era que yo fuera la protagonista.
Cuando nos juntamos y charlamos, me di cuenta que me había estado observando por mucho tiempo. Lo mismo hizo con el resto del elenco.

Entonces, para el que vea la película, se dará cuenta que lo que contás es una cajita china más, del director viéndote e imaginándote en el personaje de Elena…

Sí, fue así. Y trabajamos con un clima hermosísimo. Y nos dan muchas ganas de que se sigan abriendo cajas chinas, y que en una de esas aparezca otra película.