Este sábado 1 de enero a las 22 horas se estrenará en el Teatro Neptuno  “Casi Normales”, la obra teatral musical que es considerada un hito en la historia del teatro dramático musical de Broadway, y se representará de miércoles a domingos hasta el domingo 27 de febrero, con las actuaciones de Natalia Cociuffo, Martin Ruiz, Dan Breitman, Manuela del Campo, Iñaki Aldao y Maximo Meyer.

Con producción general de Javier Faroni, producción creativa de Pablo del Campo, dirección de Julio Panno y dirección musical de Tomas Mayer Wolf, al elenco lo acompaña en la orquesta destacados músicos cómo Camila Suero en la dirección y piano, Julián Izarriaga en bajo y contrabajo, Antonio Torres en guitarras, Sergio Salvatore en batería, Anton Sullivan en violín, y María Eugenia Castro en cello.

“Casi Normales” es la reconocida obra de teatro musical que transformó al género a través de una historia y una temática profunda.
El libro fue creado por los prestigiosos autores norteamericanos Brian Yorkey y Tom Kitt.
La original obra musical se dio a conocer en el año 2009 en el off Broadway neoyorquino, pasando rápidamente al icónico Booth Theatre de la ciudad de Nueva York, donde fue consagrada tanto por la crítica como por el público.
El espectáculo se convierte allí en un fenómeno de crítica y público que hace que gane los principales premios de teatro de los Estados Unidos, por el guion, la música, la puesta en escena y sus interpretaciones.

La obra llega a la Argentina por idea del creativo y publicista argentino Pablo del Campo que compra los derechos de la obra, la adapta para nuestro país y decide llevarla a un escenario de Buenos Aires con la producción general de Javier Faroni.

El espectáculo se estrenó en la Argentina hace 10 años, exactamente en enero de 2012 en el Teatro Liceo de Buenos Aires, convirtiéndose en un suceso de localidades totalmente agotadas con críticas excelentes.
Si bien esta obra teatral musical es reconocida en todo el mundo por su originalidad en el libro, la música y la puesta en escena, la versión argentina batió todos los récords tanto de permanencia en cartel como de cantidad de público.

A lo largo de estas 10 temporadas en la Argentina se representó en teatros emblemáticos como las salas del Teatro Liceo, El Nacional, Tabarís, Apolo, Astral y Metropolitan de la Capital Federal.

En esta versión que llega a la ciudad de Mar del Plata hay un gran dream team creativo destacándose los artistas que vienen de temporadas anteriores como el marplatense Martín Ruiz, Manuela del Campo y Máximo Meyer. Los tres artistas protagonizaron reconocidos musicales como “La Bella y la Bestia”, “El Violinista en el Tejado” y “Once” entre otros.
Y para esta temporada de verano se incorporan la prestigiosa Natalia Cociuffo, una de las grandes intérpretes del musical argentino; Iñaki Aldao, la revelación teatral por “El curioso incidente del perro a la medianoche”; y Dan Breitman, que a sus conocidas dotes histriónicas le suma una voz privilegiada.
Al equipo que inaugura el récord de ser la décima temporada se unen los músicos marplatenses Camila Suero, Julián Izarriaga, Antonio Torres,
Sergio Salvatore, Anton Sullivan y María Eugenia Castro.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de CASI NORMALES (@casinormales)


“Casi Normales” (Next to Normal) es considerada una obra de culto en la historia del teatro musical.
La historia de “Casi Normales” trata sobre una familia disfuncional cuya madre sufre trastornos de bipolaridad establecidos a partir de un episodio traumático que se transforma en el eje de la trama.
Esa bipolaridad se refuerza con una partitura que transita desde la música clásica hasta el rock and roll.
“Casi Normales”, la historia de la familia que lucha por ser ¨normal¨ hasta que, al igual que pasa con todas las familias, la adversidad aparece.
La familia está compuesta por un ama de casa con un aparente trastorno de bipolaridad que lucha a diario con tratamientos y psiquiatras.
A ella la acompaña su incondicional marido, una hija adolescente que se siente invisible en la casa y hace todo para abandonarla y, por el contrario, el hijo mayor que por nada del mundo quiere dejar ni a esa casa ni a esa madre.