No es fácil llegar a ser categorizado de clásico. Son años de trayectoria, de popularidad, y de ir ganándose un lugar en el público. Si vas a un recital de The Rolling Stones, y suenan los primeros acordes de “Start me up”, por ejemplo, la gente lo reconoce al instante, lo festeja, lo agradece, lo recuerda. Lo mismo ocurre cuando en un show de Les Luthiers se menciona a Johann Sebastian Mastropiero, un personaje ficticio creado por estos malabaristas del escenario ¿Y por qué malabaristas? Porque pueden manejar distintas cosas a la vez, y a la perfección. Pueden cantar, actuar, improvisar pasos de baile, tocar instrumentos –creados por ellos mismos- y con todo ello causar un efecto admirable: la atención, la risa, la admiración. 

El grupo se encuentra en Mar del Plata, presentando su espectáculo de Antonogía, “Viejos Hazmerreires”, con funciones en el Teatro Radio City, el 10,11 y 12 de julio a las 21 hs.
El show es un “Grandes Exitos” de Les Luthiers, con “hits” extraídos de espectáculos como “Todo por que rías”, “Los Premios Mastropiero”, “Por Humor al Arte” y “Lutherapia. Pero en realidad, el espectador que no vio antes a este grupo no se da cuenta de ello, ya que están encadenados por una transmisión de radio, la recordada “¡Radio Tertulia, nuestra opinión… y la tulia!”. Así se verán por ejemplo la zarzuela “Las Majas del Bergantín”, “Quién mató a Tom Mc Coffee” o “La cumbia epistemológica” intercalados con las enseñanzas del gurú Sali Baba, los delirios del hombre que vio a los marcianos o las canciones del imposible grupo “London Inspection”.
Todo presentado por los habituales disparates de Ramírez y Murena, los locutores de “Radio Tertulia”, que comentan lo que venga, desde la extradición de un narcotraficante, hasta la fecundación asistida pasando por la terrible telenovela “Alma de Corazón”….

 

Leave a Reply