“Buenas noches Mar del Plata. Ha pasado mucho tiempo, demasiado. Voy a dejar todo en el escenario. Quiero que sean libres y se olviden de sus problemas y sean felices”, dijo Ricky Martin en el Estadio Polideportivo Islas Malvinas luego del primer bloque de canciones que abrieron el concierto final de gira de su “One World Tour”, ante 6.500 personas.ricky 2
“Adrenalina” “This is good”, “Drop i ton me” y “Shake your bon-bon” fueron las primeras canciones del show que se divide en cuatro partes: dance, rock, baladas y tribal. La puesta en escena incluye 250 luces móviles, 18 puntos de animación en el techo, 6 elevadores en el escenario y 5 pantallas gigantes.
Los bailarines que lo acompañan se lucen en coreografías grupales e individuales, y el espíritu festivo recuerda a los espectáculos de Madonna, que tiene además como condimento 10 cambios de vestuario.

ricky“Tal vez”, “Asignatura pendiente”, “Disparo al corazón”, “A medio vivir”, “El amor de mi vida”, “Fuego contra fuego”, “Tu recuerdo”, “Todo queda en nada”, “Fuego de noche, nieve de día” y “Vuelve” son las canciones elegidas para el extenso bloque de baladas de distintas épocas de su carrera, en medio de las que también se hace de un tiempo para difundir las actividades que realiza con su Fundación, concientizando sobre la problemática de la trata humana.
La última parte del concierto, la banda suena como la Miami Sound Machine (el grupo de Gloria Estefan), y esto no es casual, ya que la cubana fue quien abrió las puertas para la mayoría de los artistas latinos con su crossover. “Adios”, “Lola”, “María”, “La bomba”, “Por arriba, por abajo”, son los temas con los que Ricky dijo que su intención es que “el público se vaya afónico, sin voz”. Al despedirse, agradeció las sonrisas y miradas, pero aún quedaban canciones como “Pegate”, “La copa de la vida” y su más reciente hit, “La mordidita”.
Desde su inicio el pasado mes de abril en Australia y Nueva Zelanda, continuando en México, Estados Unidos, Canadá, y Argentina, el “One World Tour” de Ricky Martin ha logrado agotar todas las entradas de cada concierto y ha generado excelentes críticas por parte de la prensa especializada.
En 2011, durante su tour de presentación del álbum “M.A.S.”, había sido el último concierto del puertorriqueño en la ciudad, que ahora promociona “A quien quiera escuchar”, disco editado en 2015 que le valió un premio Grammy como Mejor Álbum de Pop Latino. “Esto es sólo un hasta luego, Mar del Plata”, dijo en su Twitter oficial el artista.

Leave a Reply