Fraternidad“, la obra de Mariano Moro protagonizada por María Cámpora y Natalia Escudero, vuelve a escena este viernes 17 de junio a las 21:15 en la Sala Melany del Centro de Arte Radio City – Roxy – Melany (San Luis 1750). Entradas en venta por Plateanet o en la boletería del teatro,  de 10 a 17.

“La fraternidad es una de las más bellas invenciones de la hipocresía social”

Gustave Flaubert

Esta original, mordaz y ácida comedia de Mariano Moro nos muestra a Marta, una mujer de cincuenta años que ha vuelto del exilio en España, ha sido abandonada por su marido y ha quedado recluida en un piso de la ciudad de Salta. Nunca ha trabajado, nunca ha reconocido algún error propio, nunca se ha preparado para el paso del tiempo. Busca consuelo y letargo en el alcohol y en el desprecio hacia los otros. La visita Lucía, su hermana menor, quien llega desesperada por la amenaza de suicidio que Marta olvidó al instante de prometer. Lucía intentará asegurarse de que no hay peligro y llevar a Marta por caminos más constructivos, pero el pasado, la rivalidad y los vínculos con los hombres de sus vidas se confabularán cruelmente y ambas hermanas se perderán en senderos a la vez temidos e imprevistos.

La fría educación, la militancia política, el fracaso sentimental, el autoengaño, la confusión personal entrelazada a los avatares de la historia de nuestro  país analizados por posiciones filosóficas muy controversiales, confluyen en una relación fraterna mal avenida que llevará la obra a un final muy particular.

La obra está protagonizada por María Cámpora y Natalia Escudero, dirigida por Emiliano Fernández, y en la asistencia y producción, Marcelo Rigl. 

Ambas actrices fueron nominadas y premiadas en diferentes ediciones de los Premios Estrella de Mar y a su vez Fraternidad, recibió dicho Premio en el 2005 como  Mejor Espectáculo de Teatro Off. También recibió una nominación para en el rubro “Mejor Escenografía”.  Esta pieza fue seleccionada además para el “Segundo Festival Iberoamericano de Teatro de Mar del Plata” en Octubre del 2006.

La obra estuvo nominada como mejor obra de teatro marplatense  y como mejor dirección en la última edición de los Premios Estrella de Mar 2022 y Natalia Escudero obtuvo el Premio a Mejor labor teatral marplatense en dicha edición.