La historia se sitúa en un pueblo de la provincia de Buenos Aires que, como muchos otros, sufrió el vaciamiento y la pérdida del tren a partir de las políticas neoliberales. Tres hermanos se reencuentran para ver qué hacer con su madre enferma.

Tras varios años de trabajo conjunto, por segunda temporada consecutiva, el grupo “Saraka” presenta este miércoles a las 21 en el Centro Cultural América Libre su obra “Vías como venas”.

Cecilia Dondero, a cargo de la dramaturgia y dirección, explicó que la pieza teatral cuenta la historia de tres hermanos que se reencuentran en el pueblo de su infancia -desbastado por las políticas neoliberales y el levantamiento de los servicios de tren- para ver qué hacer con su madre enferma.

“La obra surge de un taller que arrancamos en 2012. Un taller de juegos teatrales, que luego derivó en este grupo y en esta obra que es de creación colectiva, ya que para construirla tiramos consignas, personajes e imágenes entre todos. La obra es una dramaturgia de actor, ya que en función de lo que se proponía yo iba escribiendo o reescribiendo esa historia. Hubo siempre un ida y vuelta para crear lo que hoy tenemos para compartir con el público”, contó Dondero.

Quienes asistan a la sala “El Sótano” a ver “Vías como venas” no sólo disfrutarán de una historia familiar, sino que durante el desarrollo de las escenas, con música y sonidos en vivo, se conocerán datos y estadísticas sobre tres de las industrias nacionales más golpeadas por las políticas de privatización y libre mercado: sector automotriz, ferroviario y del calzado. “El contexto sociopolítico no sólo se ve reflejado en los vínculos familiares, sino también a través de algunos momentos de la obra en el que se cuentan, de manera muy clownesca, qué ocurrió con esas industrias en esos años”, sintetizó Dondero.

En la obra actúan Mariel Shmerkin, Ramiro Vázquez, Florentina Peralta, Susana Barciulli, Tomás Gentile y César Rivero. En la asistencia de dirección y sonidos en vivo, Martín González Vigline; en la música original y en vivo, Gerardo Frías; en los audios, Vanina Soprano; el vesturio es de Marina Taffarel y la gráfica estuvo a cargo de Cofradía Arte y Diseño Gráfico.

Leave a Reply